8 de julio de 2009. La Sal ( Hotel Ad Hoc)

Esta noche Quesoy está con ganas de excursión, así que cogemos la autovía hacia Lliria a buscar un local que ¡oh, sorpresa! ¡¡está cerrado!!.
Cambio de planes. Nos volvemos hacia Valencia. En un momento dado, frente al desvío de La Cañada, en un segundo intento de encontrar un local para cenar y después de conducir por campo a través.... ¡oh, sorpresa!, el local con un cartel que dice 'restaurante abierto todas las noches' ¡¡está cerrado!!.
De nuevo debemos cambiar los planes, y a la tercera, haciendo buena la frase del compositor Jacob Gershovitz "la vida se parece mucho al jazz, es mejor cuando improvisas", nos dirigimos sin desfallecer al tercer local donde poder cumplir, como todos los miércoles, el objetivo de disfrutar de una excelente cena. Llegamos a Bétera en busca del hotel Ad Hoc, en cuyo interior se encuentra el restaurante "La Sal", El local es grande pero acogedor, con mesas amplias y bien vestidas, algunas de ellas ocupadas por residentes del hotel. Nos disponen en una mesa y nos traen las cartas.
La carta de vinos está bien surtida de entradas que nos apetecen y nos decidimos por un Malleolus del 2006, de la gama alta de las Bodegas de Emilio Moro (Ribera del Duero), bodega del que degustamos la gama media en Larrén y la económica en La barraca de Canyamelar: ya en nariz nos parece goloso, lleno de matices especiados y frutas maduras. En boca nos resulta jugoso, tierno, considerado y con una persistencia notable. Delicioso.
Para comenzar tienen un detalle: dos chupitos de gazpacho que hacen de buen inicio de cena. Junto a ellos viene un cestillo de pan con distintos panes (entre ellos una focaccia que debemos partir como buenos compañeros de mesa) y unas terrinas de mantequilla.
Como platos nos decidimos por un excepcional foie marinado acompañado de espuma de calabaza e higos al oporto que nos hace quedarnos sin palabras. Viene con unas tostas de pan,
Otro entrante: pulpo sobre lecho de patatas confitadas y boina de rúcula, con pimentón de la Vera. Reinterpretación del pulpo a la gallega, más fino, más delicado pero de idéntico sabor. La rúcula le da un contraste muy interesante al plato.
Como plato fuerte: un solomillo con foie con compota de membrillo. El solomillo viene a nuestro gusto (muy muy poco hecho) pese a estar cubierto por una fantástica salsa de foie con trozos de foie que nos hace dirigirnos al cestillo de pan para comenzar el fascinante acto de 'sucar'. El contraste del dulce de la compota redondea el plato.
Como postre al pedir uno que lleve chocolate, nos recomiendan un brownie: un esponjoso bizcocho de chocolate con nueces con unas boinas de chocolate con naranja amarga sobre una crema de mango. ¡Soberbio!
Quesoy remata la cena con su consabido ristreto y nos ofrecen unos digestivos. Nos inclinamos por unos chupitos de Calvados: potente licor que hace nuestras delicias y casa a la perfección con el chocolate aunque su mejor partener siempre será la tarta tatin.
Una cena excepcional.

1. Ingredientes reconocibles: 10
2. Saludable: 7
3. Emplatado y decoración: 10
4. Raciones generosas: 8
5. Cocina regional: No
6. Tecnología punta: No
7. Sabroso: 9
8. Equilibrio: 7
9. Vajilla y cristalería: 9
10 Relación calidad- precio: 9
Puntuación total: 69 sobre 80



En Bétera (Valencia) c/ Botxi 6-8 - Torre en Conill - Tel 961 698 194

ver mapa

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, enhorabuena por vuestro blog, me parece muy interesante, y creo que seria interesante que en vuestros comentarios reflejarais el importe de la cena para poder hacerse una idea de los precios.

Karoleta y Quesoy dijo...

Muchas gracias por tu mensaje.
Tu petición es la más frecuente: el precio de las cenas y te decimos que no tenemos ningún problema en decirte el precio de la cena que quieras saber escribiendonos un mail.
Allí te escribiremos y diremos todo lo que necesites saber.

¡A disfrutar!